0 0
Read Time:2 Minute, 15 Second

Por Florencia Deleo

Diego Rodríguez Da Silva Velázquez, el mítico español padre de una de las niñas más famosas que existen, estaría cumpliendo 417 años. Festejamos su nacimiento porque nos ha dejado un legado de obras enorme y de una calidad única.

Un 5 de junio de 1599, nacía en Sevilla, España, Diego Velázquez (f. 1660), pintor cortesano apodado El Príncipe de los Pintores. Fue parte del Barroco Español y destacan sus obras de la corte de los Borbones y sus bodegones. 
Es mundialmente conocido por su famosa obra «Las Meninas», exhibida en la sala Velázquez del Museo Nacional del Prado, que retrata a la Infanta Margarita con sus meninas y sus sirvientes enanos. Esta inmensa pintura refleja a Velázquez pintando seguramente a los padres de Margarita, quienes se ven en el espejo del fondo. Las Meninas, sería el «tras bambalinas».
Su aprendizaje se inició a la corta edad de once años, en el taller de Francisco Pacheco donde permanecería hasta 1617, cuando ya se convierte en pintor independiente. Al año siguiente, con 19 años, se casa con Juana Pacheco, hija de su maestro, con quien tendrá dos hijas.
Su obra hasta 1623, es caracterizada por un estilo tenebrista, influenciado por su contemporáneo Caravaggio de Italia. El Aguador de Sevilla, es una obra propia de eso días. Habiendo obtenido gran éxito como pintor, es convocado por la Corte de Felipe IV con ese título oficial. Recibe otros como Ayudante de Cámara y Aposentador Mayor de Palacio.
En 1929, conoce a Rubens y viaja a Italia para estudiar a Tiziano, Tintoretto,Miguel Ángel, Rafael y Leonardo. Allí, pinta La Fragua de Vulcano y La Túnica de José, regresando a Madrid dos años después. La década de 1630 recibe interesantes encargos para el Palacio del Buen Retiro como Las Lanzas o los retratos ecuestres, y para la Torre de la Parada.
Luego su pinturas se vuelve más colorida y aparecen La Venus del Espejo y el famoso Cristo Crucificado
Los años de la década del ‘50 estarán marcados por su obsesión de conseguir el hábito de la Orden de Santiago, que suponía el ennoblecimiento de su familia, por lo que pinta muy poco, destacando Las Hilanderas y Las Meninas. La famosa cruz que exhibe en este cuadro la obtendrá en 1659. Tras participar en la organización de la entrega de la infanta María Teresa de Austria al rey Luis XIV de Francia para que se unieran en matrimonio, Velázquez muere en Madrid el 6 de agosto de 1660, a la edad de 61 años, siendo considerado uno de los pintores más nobles y destacados de su época hasta el día de hoy.

Leela en nuestra revista digital de ISSUU ACÁ

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.