0 0
Read Time:2 Minute, 13 Second

Por Silvina Guerra

Es el nuestro un país original desde sus comienzos. En efecto, Argentina conmemora en dos fechas distintas su proceso revolucionario del S. XIX. El 25 de mayo de 1810 comenzó la gesta emancipatoria que, seis años más tarde, culminará con la declaración de la independencia de la Corona española. Así sucedió, un 9 de julio de 1816 en la provincia de Tucumán.
Lo que pasó a partir de entonces, puede conocerse y reflexionarse a través de innumerables escritos de destacados, y no tanto, historiadores y literatos. Otro espacio indiscutible ha sido el aula en los distintos niveles de educación. Pero mi intención en este texto, no será otra que poner en valor y traer a la memoria, los principales acontecimientos y personajes de ese tiempo.
El 24 de marzo -por aquel entonces fecha sin connotación nefasta- de 1816 comenzaron las sesiones del Congreso bajo la presidencia del Dr. Pedro Medrano. Hasta la ciudad de Tucumán habían concurrido los diputados elegidos por los pueblos de lo que hasta el momento se llamaba PROVINCIAS UNIDAS DEL RIO DE LA PLATA. Los objetivos eran dos. Por un lado, hacer formal el rompimiento de lazos con España. Una vez logrado lo primero, poner en debate la forma de gobierno. En la sesión secreta del 6 de julio, Manuel Belgrano propone que, en vez de buscar un príncipe europeo e instalar así una monarquía foránea, sea coronado un príncipe Inca como forma de reparar las injusticias cometidas por los españoles contra las culturas americanas. La idea entusiasmó a unos pocos.
El diputado por Buenos Aires, Tomás de Anchorena propuso la federación de provincias debido a la notable diferencia entre las regiones. Así, las posiciones entre monárquicos y republicanos siguieron en debate por varios días, sin llegar a un acuerdo.
Mientras tanto, el General San Martín apresuraba, desde Cuyo, la definición del tema. Creía necesario iniciar el cruce de los Andes habiéndose ya consumado la declaración de independencia. Se quería legitimar la campaña contra los realistas en Chile y Perú mientras se esperaba la consumación de una contraofensiva de la Corona española originada al otro lado del Atlántico. Fue así que, un martes 9 de julio los diputados comenzaron a sesionar bajo la presidencia del sanjuanino Francisco Laprida. Al final del día todos aprobaron por aclamación que “querían que las Provincias de la Unión fuesen una nación libre de los reyes España y su metrópoli”.
Podemos, finalmente confirmar que, a partir de ese día la Nación Argentina comenzó a construirse sin la dependencia española. Sin embargo, hechos futuros dieron cuenta que el término INDEPENDENCIA abarcaba otros aspectos que quedaron fuera. Hoy, dos siglos después, todavía debemos revisarlo.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *