0 0
Read Time:4 Minute, 51 Second
Por. Nahomi Martínez
Envuelta siempre en una “Imperiosa Intimidad”, conversamos con la artista visual argentina Karen Braun, sobre sus procesos y su obra. 
EeA: ¿Cómo inicia tu interés por el arte? ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés relacionado al arte?
KB: Mi acercamiento al arte comenzó muy temprano, de la mano de mi abuela materna, Memé. Ella era una gran artista, si bien su actividad siempre se mantuvo en un ámbito familiar. Era escultora, dibujante y también restauraba muebles y le fascinaba la arquitectura y la decoración. Tenía un hermoso taller en su casa, donde empecé a ir de muy chica junto a mis primos. Allí pasábamos largas tardes modelando en arcilla y dibujando, rodeados de barro y estatuas.
Luego, a mis 8 años en la escuela primaria, le recomendaron a mi mamá que me enviara a clases de arte para “educar la mano”, ya que mi letra era ilegible. Afortunadamente, mi mano nunca se educó y esa concepción equivocada del arte fue una buena excusa para el inicio de una larga formación con la maestra Luisa Reisner, a quien le debo también, gran parte de mi vocación. 
EeA: ¿Cuál fue el proceso que te llevó a desarrollar tu estética actual?. En cuanto a los conceptos de tu trabajo y tu producción, ¿De qué manera el uso y manejo del color es determinante en la concepción de tu obra? 
KB: Mi formación comenzó por los carriles académicos tradicionales, en la que los que la pintura figurativa está asociada, y en un punto subordinada, al dibujo. Fue el maestro Juan Astica quien me guio hacia una concepción más contemporánea y, a mi juicio, mucho más interesante de las artes plásticas. Junto a él fui desarrollando mi estética actual, en la que la pintura está totalmente independizada del dibujo, de la imagen y de la representación. Es por ello que en mi obra los protagonistas son el color y la materia, sin límites ni formas definidas.
EeA: ¿De qué manera considerás que convergen y enriquecen en tu creación, los diversos acercamientos que tenés a distintas disciplinas artísticas?
KB: Podría decirse que el proceso creativo es el mismo para todas las artes, más allá que uno elija un cierto lenguaje para desarrollar. Es básicamente una forma de ver la vida. En mi caso, enriquecen y retroalimentan mi actividad pictórica la literatura, la escritura, la práctica curatorial. 
He tomado también aspectos del teatro y de la danza moderna. En esas disciplinas busco y encuentro la abstracción, la sugerencia, la ambigüedad, la transformación, el ritmo, el clima, lo imprevisto, lo que está y no está al mismo tiempo, siempre desde una aproximación indirecta, no descriptiva.
«Tanto en el ensayo estético como en el psicoanálisis se ponen en juego la fuerza del deseo, los variados modos de recortar la mirada y la posibilidad de dejar traslucir los recónditos espacios de la intimidad. Es un viaje arduo y a veces tedioso, que recorre ambas disciplinas. 

¿Cómo abordar el comentario de una obra, de una continuidad de trabajo, refiriéndonos solo a una limitada selección? La llave de inicio es la aproximación desde el lenguaje sensorial, con grandes reminiscencias oníricas, señalando además que se trata de un proyecto en curso, en constante movimiento y, como tal, en proceso de modificación.

KB, con un estilo propio, explora cuestiones universales, vinculadas a los limites entre el yo y los otros. Su obra invita a reflexionar sobre si es posible construir un lenguaje compartido, que además incluya las diferencias. 

Para Braun, la obra no es un objeto terminado sino un lugar de encuentro entre la energía de color que emerge del artista y la del espectador, dejando la obra libre a la interpretación. 

La artista propone distintos modos de representación de la memoria, que conllevan cambios en la construcción de la imagen. En algunas de las obras prevalecen las transparencias y en otras se destaca la gestualidad.

Las primeras, más oníricas, remiten a mundos imaginarios a través de los cuales la artista no titubea en exponer su intimidad. Se descifran suturas entre recuerdos pretéritos y órbitas de la realidad actual que reactivan la imaginación del destinatario. 

En las segundas, con abundante materia, mantiene residuos reconocibles de las piezas más tenues; se inauguran diálogos secretos entre lo sutil y lo vigoroso, entre lo posible y lo imposible a develar. 

En ambas series, efectos de sorpresa desafían al observador y producen una multiplicidad de significados. Las dimensiones tiempo y espacio quedan suspendidas e insinúan temáticas vinculadas a los limites de la creación. 

Braun es una artista que expone desde diferentes expresiones la polifonía del color. Su mérito reside en mantener fielmente una pincelada inconfundible, plena de condensaciones y desplazamientos, que pone en jaque las complejas discusiones sobre los límites de la pintura, tan vigentes en la actualidad en todo el mundo.»
Marta Borel sobre la obra de Karen Braun, noviembre de 2017.


EeA: ¿Cómo encarás el desarrollo de tu producción artística?
KB: En cuanto al proceso pictórico en sí mismo, no trabajo con inspiración ni con ideas o bocetos previos, tampoco me baso en imágenes externas. Arranco a partir de grandes cantidades de materia puestas sobre la tela. Ahí comienzo a mover la materia, los colores se van mezclando, apareciendo y desapareciendo, así como las texturas. Es entonces cuando se inicia una lucha y un diálogo con esa obra embrionaria. El cuadro en formación y la materia me hablan sin palabras, proponen, plantean, me sorprenden, se reconvierten, se transforman, se imponen, por instantes somos una sola cosa. 
En un momento la obra crece, no necesita ser transformada ni completada, adquiere vida propia, se independiza, se aleja. Ya es un cuadro. 
EeA: En no más de 5 palabras, ¿Qué significa el arte en tu vida?
KB: Es el aire que respiro.
Facebook: Karen Bra

About Post Author

NM

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

2 thoughts on “ENTREVISTA. La Imperiosa Intimidad de Karen Braun

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.