0 0
Read Time:4 Minute, 18 Second
Sala Propia. Obras de artistas mujeres en la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén. 
El Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén, invita a la inauguración de la exhibición “Sala Propia”, curada por la académica y curadora Kekena Corvalán. La apertura será el viernes 14 de diciembre a las 19:00, en Mitre y Santa Cruz, Parque Central. En   marco de esta inauguración que cierra la temporada de muestras 2018, acompañarán la exposición desde el jueves 13 de diciembre, el ciclo de documentales de directoras mujeres “Miradas desde el mundo real”, además de dos colectivos de artistas mujeres de la Patagonia: 3J y JuevesquefueLunes. En el marco de la muestra se presentará la obra “Cotidianos” de la artista neuquina Petu de Mareca, donación de Tarjeta Naranja al MNBA de Neuquén. Como así también se exhibirán las obras: “Extraños. Un profundo resonar”, de la artista cordobesa Sofía Torres Kosiba, adquirida en Mercado de Arte de Córdoba 2018, y la obra de la artista Noemí Gerstein “Contenido y continente”, adquirida en arteBA 2016, gracias a la donación de la empresa YPF. 
Treinta y tres mujeres participan con sus trabajos y prácticas artísticas de esta exposición, la primera en su tipo que realiza el Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén en sus primeros 18 años, que se cumplen el 15 de diciembre, al día siguiente de la inauguración de esta exposición.
De estas 33, 8 ya han fallecido, 3 han nacido y vivido en países que no son Argentina, 10 son oriundas de la cuenca Neuquén-Cipolletti, una es cordobesa, otra rosarina, la mayoría porteñas. Hay dos colectivas y por primera vez, una de estas colectivas plantea cuestiones de crítica institucional hacia el interior mismo del museo.
En su historial, el museo registra 84 muestras, 59 de las cuales fueron antológicas de obras de una sola persona. De esas 59 personas, 45 fueron exposiciones de proyectos con autoría de biovarones y solo 14 fueron dedicadas a artistas biomujeres. Ellas son: Norah Borges (2006), Emilia Gutiérrez (2007), Margarita Paksa (2010), Graciela Sacco (2012), Marta Minujin (2012), Diana Dowek(2013), Amalia Picca (2013), Marina Papadopoulos (2014 y 2016), Ana Lía Werthein (2014), Marie Orensanz (2015), Liliana Porter (2015), Carola Zech (2016), Nicola Constantino (2017).
TEXTO DE SALA POR KEKENA CORVALÁN

Sala Propia es el proyecto que busca instaurar en el segundo museo nacional del país, el Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén, y el único que existe fuera de la Ciudad de Buenos Aires, un reconocimiento a la visibilidad del trabajo de artistas mujeres.
El nombre, obvia alusión al paratexto de Virginia Woolf, Un cuarto propio, es pensado en oposición a ese otro cuarto donde descansan, en muchos casos, las obras de artistas mujeres, una suerte de sueño de cuento infantil, esa área de los museos que suele llamarse: guarda o reserva, salas de custodia en las que se cumple una de las misiones tradicionales de estas instituciones llamadas a preservar bienes, es decir, conservar, en la mirada clásica.

Sala propia es desde sus comienzos un llamado a sacarlas de allí. Fuera de Reserva, o también: Salidas del Armario, eran nombres posibles para un conjunto de obras que se encienden entre sí como dispositivos de reconocimiento, afirmación y debate. Sacarlas de los rincones para darles Sala propia, en una enunciación común como acción de visibilizar.

La obra más antigua que presentamos es de Rosa Bonheur, pintora francesa del siglo XIX, rara avis que se especializó en animales y paisajes, de cuya obra, La Trilla, no atinamos a encontrar la fecha exacta de realización, y esta falta de datos es un hecho que sin dudas también hace a lo que queremos rescatar. Le siguen dos perlas absolutas de esta colección: Composición, 1934, de Raquel Forner y Pueblito, de Tarsila do Amaral, de 1945. Entre las tres, nuestras abuelas más fervientes, y desde allí todo un conjunto de madres e hijas que instauran linajes posibles, puntos de fuga de otras historiografías, maneras singulares de hablar de un todas y enunciarnos colectivamente. También, visibilizar estas prácticas en un conjunto permite construir otras modelizaciones para la representación del mundo, de la intimidad, de lo público, del poder, del amor y de lo autobiográfico.
Los trabajos más recientes, están aún en pleno proceso, y los elegimos justamente porque acompañan de manera disruptiva y vital la mirada propia que queremos presentar. Se trata de dos colectivas de artistas contemporáneas, que están fuera de la colección, pero que operan en una suerte de continuidad y animan nuestras mismas políticas del deseo por abrir, interpelar y pensarnos.

Por último, solo queda agregar que esta exposición es realizada gracias a la visión de su directora, Ivana Quiroga, y al apoyo del equipo de gestión de este Museo con quienes hemos trabajado conjuntamente, integrado por cinco mujeres de amplio vuelo y firme voluntad de trabajo. Ellas son Patricia del Rio, Natalia Michelini, Andrea Scatena, Giselle Calamita y Noelia González, sin las cuales pensarnos activas, creativas e insertas en un proceso de construcción de otros posibles, no hubiera sido siquiera imaginado. A todas nosotras, mi mayor agradecimiento, sororidad y orgullo.
Agradecimiento a la Sra. Alejandra Portela por la gacetilla
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.