0 0
Read Time:6 Minute, 0 Second
Por. Domingo Martínez
ludico1964@gmail.com

Madrid, ciudad de eterno corazón cosmopolita e histórico, reserva a sus pórticos y museos la memoria de vieja capital, donde pareciera subyacer una presencia artística extendida en la proyección del tiempo, dentro del caudaloso manantial de talentos de la ciudad, encontramos a Ana María González, quien transita por los caminos de la poesía, interponiendo su palabra audaz y resuelta en la mixtura de una expresión que la caracteriza como exponente privilegiada, por naturalidad y por la profundidad de una madurez literaria exhibida en su poesía tan urbana como íntima (tal como si hablara la ciudad).

Tuvimos el honor de conocerla en los laberintos entramados de las redes sociales donde sus palabras impregnadas de magnetismo se distinguían en el espacio de intercambio de poesía poemame.

EeA: De tus propias palabras, queremos saber ¿Quién es Minada?, ¿Cómo se autodefine?
AMG: Minada surge como un nuevo renacer, como un descubrimiento apasionante, quizá tardío del mundo hipnótico de la poesía, cubriéndose de versos y de su poder de seducción, sintiéndome identificada en su palabra. Minada poética se autodefine como libre, soñadora, sin límites pero se nutre y existe gracias a la Minada mortal, la que habita en la realidad, con sus responsabilidades, con sus limitaciones pero también con sus alegrías y sus sonrisas.

EeA: Además de las páginas virtuales donde hemos visto tu poesía ¿En qué otros escenarios expones la brillantez de tu palabra?
AMG: Muchas gracias por tu consideración.

Soy miembro de ASEAPO (Asociación española de amigos de la poesía), donde desarrollamos tertulias, recitales, concursos, colaboraciones, etc., y publicamos anualmente nuestra propia Antología poética con los poemas de los propios miembros de la asociación (“Maldita Musa”) pero no participo en ninguna otra página ni virtual ni presencial, ni tengo publicado ningún poemario.

EeA: ¿Tienes algún ritual para escribir, es decir, alguna metodología previa condiciona el entorno?
AMG: No, no tengo ningún ritual es más soy persona de impulso poético, me surge una frase, veo una escena, escucho una canción, siento un dolor, etc., que me llegue de manera especial y a partir de ahí desarrollo su sentimiento, tengo que añadir que para mí la música es el lenguaje universal y fuente de inspiración de muchos de mis poemas.

EeA: ¿Cómo se materializa el proceso de creación en Minada?
AMG: No, no existe ningún proceso de creación específico, simplemente escribo aquello como he comentado antes, que me transmite un sentir de manera especial y que me acompañe la palabra.

EeA: ¿Prefieres alguna tendencia específica, poesía clásica, poesía moderna, prosa?
AMG: Primero empecé con la poesía clásica sobre todo la octava real y el soneto, creí que nunca podría expresarme a través del verso libre pero poco a poco me fui aficionando, aunque de vez en cuando necesito volver hacer un soneto, con su rima y su métrica, es mi madre poética y no quiero abandonarla, quizá con el soneto se pierda esa libertad de expresividad pero su dificultad también es mucho más exigente

EeA: ¿Cuáles serían los autores que más han influenciado tu obra?
AMG: No sabría que contestar, porque me impresiona mucho más los versos en sí, que me trasmita, que me remueva por dentro que el poeta en sí, aunque si me tuviera que decantar por algunos serían los poetas malditos, los poetas que escriben al límite de la locura, del dolor, en el dolor hay mucha creatividad.

EeA: ¿Cómo es tu relación con aquellas tendencias que se basan en la brevedad para ocupar espacio en las redes sociales?
AMG: Me parece bien la libertad de tendencias, sean cual sean sus herramientas, mientras lleguen al lector, a mí personalmente hay algunos poemas breves que poseen una belleza y sutiliza exquisita.

EeA: ¿Encuentras en las nuevas herramientas de divulgación artística un aliado o eres ortodoxa y recurres a las redes por obligación?
AMG: No para nada, no recurro a las redes por obligación, es más tienen un poder de divulgación enorme y me gusta estar en contacto, compartir y comentar los versos con otros poetas, con otras miradas, siempre enriquece.

EeA: ¿Esperas alguna respuesta del público que te lee?
AMG: Reconozco que sí, no sé si por mi forma de ser o por mi carácter latino, de contacto social, de expresividad, sí me gusta, pero es una cuestión más de forma que de fondo.

EeA: Rebuscando dentro de tus obras encontramos un poema titulado «Y de repente se hizo la muerte» de allí extrajimos el siguiente fragmento:
«Y desde la azotea de sus versos

descorriendo las metáforas

me colgó de todos los abismos

mis abismos»

¿Podrías hablarnos de esos abismos tan recurrentes en tu obra?

AMG: Los abismos son todas las inseguridades, los miedos, esos vértigos que nos paralizan, los sueños incumplidos; como decía el filósofo Ortega Gasset “uno es uno y sus circunstancias” y muchas veces las circunstancias superan a uno.

EeA: ¿Nos podríamos remitir a una de tus obras, a la cual tú le asignas un significado especial?
AMG: Es complicado, pero una de ellas es esa que habéis destacado “Y de repente se hizo la muerte”, creo que por su fuerza interior, por mirarte en tu propios vértigos y por decir otra sería “Es verdad, quería ser poema” y creo que es cierto que en cada uno de mis poemas vierto la motivación de un sentir, el deseo de ser ese verso, pero también creo que sin esa motivación no habría poema.

Es verdad, quería ser poema.

La sombra de mi vida

aterida por sus fríos,

me confesó

cómo arroparme

a mi vida sin sombra

Y me lancé, en caída libre

por las galaxias de la luz

soltando mis miedos

de repente, cruzando

por el “asteroide B612”

apareciste tú,

descubriendo mi nada

mientras yo,

destapaba a tu nadie,

absolutos desconocidos

explorando un todo

Desde entonces,

crecí en tu cuenco,

acumulando,

montones de cielos

despejados de buitres,

millones de ardillas

saliendo de madrigueras,

o multitud de grillos

desnudando mis veranos,

traducidos al único beso

que nos une; la palabra

Ante los síntomas

la cátedra de la poesía,

con su “cum laude”,

auscultó mis versos

diagnosticando:

“ Tú creías que querías ser poeta

pero en el fondo querías ser poema”

Este poema está inspirado en una magnífica cita

del poeta Jaime Gil de Biedma:

“Yo creía que quería ser poeta, pero en el fondo quería ser poema…”

EeA: ¿Qué plantea el futuro para Minada en la poesía?
AMG: Que no me abandone, que siga teniendo ilusión por escribir y transmitir a mi forma sentimientos con sus alegrías y penas porque realmente me hace feliz como persona.

Mi curriculum Vitae

Deposito en tu buzón

mi currículum vitae,

sin flores en sus jarrones

ni lágrimas en sus pañuelos

impolutos en sus epígrafes:

«Ni por un verso

ni por mil estrofas

seré la rima

que borde tus poemas

visto, demasiado asonante

Ni por un clavel

ni por mil jardines

seré el polen

que germine tus pétalos

visto, demasiado estéril

Ni por una ola

ni por mil espumas

seré el mar

que inunde tus pestañas

visto, demasiadas mareas

Y sobre todo,

ni por un disparo

ni por mil fusilamientos

seré la bala

que bese tu frío

visto, demasiado muerta»

About Post Author

NM

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “CICLO ENTREVISTAS Y POEMAS. Ana María González, que la poesía no me abandone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.